Con un ánimo celebratorio socarrón, presentamos aquí un texto que escribió Amado Nervo sobre los festejos patrios de 1895. Lo encontramos en una antología que preparó el recién fallecido Emmanuel Carballo: Las fiestas patrias en la narrativa nacional. Esta obra tiene un historia lejana.  Siendo muy joven,  Carballo entabló una fecunda amistad con Alfonso Reyes. En algún momento, este último le regaló una copia del que fue su primer libro: Cuestiones estéticas (1911). Entre los ensayos que componen este libro se encuentra uno que lleva el título de “La noche del 15 de septiembre y la novelística nacional”. Tras leerlo, Carballo se convenció de la riqueza del tema y emprendió la tarea de recolectar las narraciones de los 15 y 16 de septiembre que encontrase. Tardaría varias décadas en completarla, pero finalmente lo haría en el 2010. Nosotros aprovechamos de la erudición y arduo trabajo de Carballo tanto para conmemorar la Independencia como para recordarlo a él.

“Patriotismo impermeable” por Amado Nervo

Los mexicanos tenemos un patriotismo impermeable; convencido estoy de ello.

No parece sino que en los días últimos, dedicados a las celebraciones nacionales, tocaron a llover; y esto nada hubiera importado si el Juez de Aguas de las alturas, señor San Pedro, nos hubiese enviado un buen aguacero que, refrescando  la atmósfera, regando las calles y bañando a las pobres flores presas en los frontispicios de las casad de la Avenida Juárez, se hubiese ido con la música a otra parte. Pero faltó la presión suficiente a las regaderas del cielo y empezaron a gotear sin descanso, dejando los adornos como nuevos, es decir, sensibles, empapando las velas de los faroles y uniformado los colores de las banderas nacionales.

Estos eran tres y quedaron reducidos a uno, significando acaso con esto que la Religión, la Unión y la Independencia que simbolizaban, estaban más que nunca amalgamadas.

Nosotros no queríamos tanto, es la verdad. Nos contentábamos con que los colores estuvieran separados.

Pues, como iba diciendo, las regaderas del cielo se le descompusieron al Juez de Aguas, señor San Pedro, al jalar el mecatito que ata la válvula del tubo; y como faltaba presión, el agua cayó en gotitas suficientes para poner imposibles las calles, empapar a los transeúntes, volver sopas a los faroles y banderas e insuficientes, sin embargo, para agotar en breve tiempo el contenido de las presas celestes.

Cualquiera pensaría que con aquel baño prolongado se helaría el patriotismo…

Pues no, señor; el patriotismo de nosotros los mexicanos, aunque me tome la mano y me esté mal en decirlo, no se enfría ni a cantaradas, es como las fraguas: si les cae agua echan chispas.

Hay que advertir, sin embargo, en obsequio de la verdad, una cosa, y es la siguiente: nuestro patriotismo gusta echarse entre pecho y espalda algunas medidas con catalán, y como el catalán es puro espíritu… de vino, y los espíritus no se mojan…

Pues resulta que nuestro patriotismo se vuelve impermeable.

Por es verían ustedes discurrir por las calles a grupos nutridos de patriotas que, haciendo “charpear” el lodo de los charcos, bajo la terca lluvia, ocupábanse en vitorear a los héroes y en conjugar el verbo beber.

Yo bebo, tú bebes, él bebe.

Nosotros nos emborrachamos, vosotros os ahogáis, ellos, etc.

Cuando tras la excitación vino la ofuscación que producen los hálitos alcohólicos, y algunos patriotas empezaron a colgar el pico, sus compañeros, los que aún no llegaban a ese estado, los acercaron al borde de la banqueta donde caían de los techos gruesas y abundantes gotas de lluvia ahí acumulada, y les quitaban el sollate para que se refrescasen la mollera.

Aquello producía más efecto que el amoníaco. Los patriotas se inflamaban de nuevo en ardorosos sentimientos y aunque con voz desentonada y agria, entre hipo e hipo seguían vitoreando la Independencia.

Con un amor patrio tan ferviente, ya no me extraña que hayamos vencido a los franceses.

 

  *Publicado originalmente en El Nacional el día 19 de septiembre de 1895. Reproducido en: Emmanuel Carballo (prólogo y selección). Las fiestas patrias en la narrativa nacional. México: INBA/Conaculta-Universidad Autónoma de Nuevo León-Editorial Jus, 2010. p. 71-73.

posbib87

 

 

Ana Sofía Rodríguez y Luciano Concheiro San Vicente