La Ley de Nacionalidad de nuestro país establece que el extranjero que busque nacionalizarse mexicano deberá, entre otras cosas, “probar que sabe hablar español, conoce la historia del país y está integrado a la cultura nacional”  (artículo número 19, fracción III) . Siguiendo esto, el Reglamento de la misma Ley (artículo 15) manifiesta que se “deberá presentar y aprobar los exámenes de acuerdo con los contenidos aprobados por el Instituto Matías Romero de la Secretaría [de Relaciones Exteriores]”.

Así, para probar conocer la historia mexicana y estar integrado a la cultura nacional se aplica un examen (de opción múltiple) sobre Historia y Cultura de México, el cual debe ser aprobado para completar exitosamente el proceso de naturalización. Para facilitarle las cosas a los aspirantes a ser mexicanos, el mismo Instituto Matías Romero publica una Guía de Estudio. Vale la pena emprender un análisis de ella, puesto que arroja valiosa información acerca de lo que se considera que debe saber alguien para ser mexicano. Nos dice, además, cuál es el conocimiento que se presupone que todos los mexicanos compartimos y que todo mexicano necesita tener.

Casi la mitad de las preguntas de la Guía son sobre historia. De entrada, podría ser cuestionado el supuesto de que conocer la historia nacional es fundamental (¿Por qué historia y no, por ejemplo, alguna ciencia dura u otra ciencia social? ¿De verdad es central conocer la historia del país para ser mexicanos? Y, también: ¿Conocer la historia es saberse de memoria un puñado de fechas y nombres?). Dejando ese tema de lado, la periodización alrededor de la cual giran las preguntas también es singular. Básicamente se compone de tres etapas: Prehispánica, México Independiente y México Moderno. Cada una de ellas surge de un conflicto bélico: la Conquista, la Independencia, la Revolución mexicana (de hecho, hay una pregunta en la cual se tienen que acomodar éstos acontecimientos en orden cronológico).

El énfasis puesto en cada uno de los periodos históricos también es importante. De historia prehispánica hay catorce preguntas, del México decimonónico once y el México del siglo XX diez. Al virreinato –que duró tres siglos– tan sólo se le dedican ocho. Resulta significativo que dentro de las preguntas sobre el siglo XIX lo que se resalte sean conflictos armados (la Guerra de Independencia y las “invasiones” norteamericana y francesa) y que al Porfiriato sólo se le dedique una pregunta. Lo mismo sucede en las preguntas relativas al siglo XX: el 60% están dedicadas a la etapa armada de la Revolución mexicana.

www.keepcalm-o-matic.co.uk

www.keepcalm-o-matic.co.uk

La otra mitad de las preguntas se pueden dividir en seis tipos. 1) Las que preguntan sobre los símbolos patrios (“El tema dominante del himno nacional mexicano es…”; “En el himno nacional, la expresión “Mas si osare un extraño enemigo” significa…”). 2) Las geográficas, entre las que resaltan las de localización de lugares emblemáticos (el “Cañón del Sumidero”; las ruinas de Palenque; Montealbán; Acapulco). 3) Las relacionadas con el funcionamiento político del país (duración mandato presidencial, nombre oficial del país y qué son los “Pinos”), en las cuales sobresalen las relacionadas con el poder ejecutivo. 4) Las “culturales”, todas construidas en torno a un personaje: Diego Rivera, Sor Juana, Juan Rulfo, Carlos Fuentes, Octavio Paz, José María Velasco, José Guadalupe Posada, María Félix, Dolores del Río, Cantinflas y Jorge Negrete. 5) Las que versan sobre gastronomía y productos originarios (mole; tequila; chocolate). 6) Y, por último, las más singulares: aquellas en torno a costumbres y usos particulares del lenguaje.

Para cerrar esta breve disección, unos cuantos ejemplos de este último tipo de preguntas:

 

Es costumbre cantar “Las golondrinas” para:

a) Despedir a alguien

b) Celebrar los enlaces matrimoniales

c) Dar la bienvenida después de una larga ausencia

d) Celebrar a las madres el 10 de mayo

 

En los cumpleaños se suele cantar en homenaje al festejado:

a) “Cumple años feliz”

b) “El Rey”

c) “Cielito lindo”

d) “Las mañanitas”

En México, las estaciones de taxis se conocen como:

a) Certificaciones

b) Acordadas

c) Alineaciones

d) Sitios

 

En el habla popular de México, el término “marchante(a)”:

a) No tiene que ver con la actividad comercial

b) Se aplica en exclusiva al vendedor

c) Se aplica en exclusiva al comprador

d) Se aplica por igual al vendedor y al comprador

 

La cajeta es:

a) La tela preferida para confeccionar vestidos de gala

b) Una golosina hecha a base de leche de cabra quemada

c) Una piedra muy utilizada para recubrir los muros de las casas

d) Un juguete artesanal hecho de madera

 

La Guía de Estudio del Examen de Historia y Cultura de México completa (100 preguntas de opción múltiple), aprobada por el Instituto Matías Romero de la Secretaría de Relaciones Exteriores, puede ser consultada aquí.

Ana Sofía Rodríguez y Luciano Concheiro San Vicente